OK! Espacio de Crecimiento

Lic. Diego Argentino y Clr. Alicia Barraceta

Creer-Crear

CREER - CREAR

 Por la Consultora Psicológica  Analía González

“Recuerda, una persona creativa siempre está probando caminos incorrectos. Nunca serás creativo si para hacer algo siempre sigues el camino correcto, porque el camino correcto significa el camino descubierto por otros”. (Osho – Creatividad).

Cualquier ser humano que no entre en la categoría  “psicópata” seguramente habrá experimentado el tránsito por esa zona gris, ambivalente y angustiosa de…. ¿está bien esto que estoy haciendo? Es ésto lo correcto?

Esta pregunta, formulada en forma aislada y fuera de cualquier contexto, encuentra la respuesta en las bases filosóficas de nuestra cultura, precisamente en la ética: “No hagas al otro aquello que no quieras que te hagan a tí ”. Y estoy de acuerdo, a pesar de mis reiteradas desobediencias que derivaron en reiterados aprendizajes.

No es mi intención plantear un dilema ético, no quiero referirme a este precepto tan antiguo y que nos concierne a todos como punto de partida para una sana convivencia.

Me refiero a los mapas de ruta que tenemos para orientarnos en el diario vivir con la esperanza de que éstos nos lleven a buen puerto, ése destino en el cual podamos descansar y sentir satisfacción con uno mismo. Atravesar ese instante casi celestial, glorioso, y de brevísima duración donde el gozo se traduce en una simple afirmación interior “yo sabía que era por aquí”. Y por ahí  era nomás…

Las personas aprendemos nuestras guías de ruta.  Desde el minuto cero en que llegamos al mundo, nuestros padres, maestros, personas significativas del entorno, y la sociedad misma con sus mensajes directos y subliminales nos influencian con una batería de recetas para lograr llegar a ser lo que se supone debemos ser, o lo que vinimos a hacer a este mundo. Muchas de ellas bien intencionadas, pero no por ello más efectivas para cada ser humano único, individual e irrepetible.

Para ese entonces, estamos altamente entrenados para orientarnos según los mapas diseñados por otros. Muchas veces operan a favor nuestro,  otras veces no.

Yo creo que esa voz interior a la cual obedecimos alguna vez, ésa que nos dijo: “es por aquí” , es sólo nuestra, viene de lo más profundo de nosotros mismos. Ella habla bajito porque no tiene más oyente que vos, no necesita gritar ni imponerse, porque es cierta.

Ella sos vos, y vos sos pura creación. Y cuando creés en ella, estás abriendo un portal nuevo de pensamiento que puede conducirte a tu  ópera prima, al descubrimiento de tu propio mapa de ruta.

Ponerlo en práctica es el desafío.

Revelarnos a nosotros mismos, descubrirnos multifacéticos, potencialmente ricos en recursos, inevitablemente humanos e imperfectos, ángeles y demonios, terrenales y etéreos. Todo eso nos concierne, todo eso somos. Y con nuestra conciencia a cuestas, podemos decidir responsablemente el camino a seguir por lo menos una parte del trayecto.

Si creés en vos, estás creando. Porque “creer” es “crear”, basta con conjugar ambos verbos en la primer persona del singular: Yo creo / Yo creo.!

            

Está aquí: Home Artículos Creer-Crear