OK! Espacio de Crecimiento

Lic. Diego Argentino y Clr. Alicia Barraceta

LOS DOS HEMISFERIOS

Tenemos en nuestra cabeza dos hemisferios cerebrales que funcionan como dos cerebros y no siempre están de acuerdo.

El hemisferio izquierdo es con el que razonamos lógicamente, construimos las ideas y el lenguaje con palabras. Es el de la voluntad, con él decimos “quiero dejar de fumar”. Es el que analiza y ordena las cosas linealmente. Distingue que fue pasado que es presente y qué futuro, distingue entre diferentes tipos de realidades y nos permite entender, por ejemplo, que un mapa es la representación de un territorio.

El hemisferio derecho tiene que ver con algunas de nuestras respuestas automáticas, con nuestras acciones no voluntarias, a veces contrarias a los “buenos propósitos” y nos mantiene en ellas mientras no aprendamos de ahí lo que tenemos que aprender. Le pone a nuestras palabras el tono, los gestos y eso hace que la misma frase pueda ser entendida como algo cariñoso o como un insulto. Construye nuestras emociones con sensaciones físicas concretas. Con él sentimos el bosque mientras que con el izquierdo examinamos del detalles de la corteza deuno de sus árboles.

Mientras que con el izquierdo pensamos y razonamos con ideas, con el derecho sentimos, imaginamos y soñamos despiertos. Dentro del derecho, pasado, presente y futuro pueden encimarse y así podemos revivir imaginando y sintiendo un momento del “pasado” como si fuera “presente” o vivir por anticipado soñando despiertos un “futuro” que ya es “presente” al hacerlo.

Mientras que el lenguaje del izquierdo se construye con palabras e ideas, el lenguaje del derecho se construye con símbolos que se expresan en imágenes visuales, auditivas o de sensaciones y con emociones. Los símbolos expresan una realidad completa, total. Por eso en el cerebro derecho el mapa es el territorio, y si en ese mapa aparece un camino cortado por un barranco y nosotros trazamos un puente para atravesarlo, en el cerebro derecho REALMENTE lo podemos atravesar. El izquierdo entre tanto nos dirá, que el puente se dibujo en el mapa pero que en el territorio no está, que, en todo caso, habrá que construirlo. Es decir que, si de veras queremos por ejemplo dejar de fumar, necesitamos hacerlo con la ayuda del cerebro derecho.

Extraído de “Autohipnosis –aprendiendo a caminar por la vida” de Jorge Abia y Teresa Robles

Está aquí: Home Artículos LOS DOS HEMISFERIOS