OK! Espacio de Crecimiento

Lic. Diego Argentino y Clr. Alicia Barraceta

ADIVINA LO QUE NECESITO!!!!

Martina se muere de ganas de salir una de estas noches sola con Sergio. Necesita de una cena romántica, en un lindo lugar, cálido, acogedor, en el cual revivir aquellos días del noviazgo tan dulces en el recuerdo. Se imagina estrenando ese nuevo vestido, y a él relajado, disfrutando del momento y diciéndole…” por qué no hacemos esto más seguido?” …..Martina, sueña.

Martina sueña, Martina dialoga consigo misma,  pero….Martina no habla, no propone, no dice por ejemplo….” Que te parece si, una de estas noches……..”  ó  “ No te gustaría que el sábado le llevemos los chicos a mamá y……”

Y pasa el tiempo… y Martina espera que Sergio adivine lo que ella necesita, simplemente porque le mostró el vestido nuevo, o porque le comentó, así al pasar el otro día…”¿…como era que se llamaba el lugar ese a donde fue a comer Clarita …?”

Y Sergio no adivina….y Martina, aturdida ya de sus voces interiores, se va enojando y justo en el momento en que Sergio está mirando la final de Wimbledon, se para frente al televisor y le dice “vos nunca te das cuenta de nada???”…..”siempre hay que decírtelo todo??”….”es evidente que yo ya no te importo!!”

Sergio no sabe nada de toda esta historia, lo único que sabe es que el Rafa Nadal está a punto de ganar y justo Martina con esta furia que no entiende……que no entiende.

Esta es una historia inventada pero… díganme…..no es conocida? ¿cuántas veces esperamos que el otro/otra adivine lo que necesitamos?. Decimos: “si me quisiera se daría cuenta de lo que necesito!!”

Por qué habría de darse cuenta? ….tiene el otro acaso entre sus efectos personales una bola de cristal?...o posee acaso poderes especiales para adentrarse en nuestra mente?…..

No importa cómo sea Sergio, ni los sentimientos que albergue por Martina, lo que importa acá,  es que Martina no logró su objetivo. Y no lo hizo, porque le faltó coherencia entre sus pensamientos y sentimientos internos, y aquello que finalmente mostró con sus actos, y eso es porque Martina no sabe que, adivinar necesidades, nada tiene que ver con el amor ni con la aceptación del otro.

Tal vez,  si Martina hubiera podido pedir lo que necesitaba naturalmente, desde la auténtica necesidad de su Niña Libre,  sin adivinanzas, sin vueltas,  hubiera disfrutado de su ansiada cena… o no ...pero seguramente hubiera descubierto algo más, algo importante  de su relación con Sergio.

Pero tal vez no deseaba tanto……

                                                                                    Clr. Alicia Barraceta

Está aquí: Home Artículos ADIVINA LO QUE NECESITO!!!!